Alfombras de Hierba Para Cubrir los Campos

Lunes, 6 Octubre   

“Estamos en un país seco donde el coste del agua va a ser muy elevado.

Además, el golf está creciendo en España a pasos agigantados: es impresionante el porcentaje anual de nuevos jugadores”. Respaldado por estas dos poderosas razones, Jaime Arana está convencido de que a su empresa de instalación de césped artificial, que nació hace cuatro años para campos de golf y hace dos para jardines, le queda un largo recorrido por delante.

Muy aficionado al golf y buen conocedor del mundo que rodea a este deporte, este vasco de 42 años, que comparte la gerencia con otros dos socios, Ignacio Aranguren y su hermano Diego, aprendió el know how del negocio en Estados Unidos, “donde grandes jugadores y profesionales utilizan en sus residencias particulares, e incluso en campos, este tipo de hierba”.

Una vez en España lo más difícil fue cambiar el concepto de césped artificial. “La gente tenía en la cabeza esa moqueta que se utiliza para los minigolf”, recuerda Jaime Arana, que había hecho carrera en el sector de la publicidad y la abandonó para montar su propia empresa.

Salvados ya los primeros obstáculos, GreenLand Golf amplió su oferta a jardines. “Ahora mismo instalamos muchísimos miles de metros cuadrados. Pero hemos ido poco a poco, pensando muy bien las cosas, aunque nosotros sabíamos perfectamente dónde nos metíamos. Dar calidad al cliente final era lo único que nos importaba”, reflexiona Arana.


Tags: ,