Cómo Elegir la Alfombra Ideal

Lunes, 5 Mayo   

Cada vez que entraba a mi casa, sentía que algo faltaba en la sala. Hasta que una amiga me comentó que si ponía una alfombra, el lugar se vería mejor decorado.

Rauda y veloz, sin pensarlo dos veces, me fui al día siguiente a comprar la alfombra. Pero, sorpresa, al llegar a la tienda, la primera pregunta que surgió fue acerca de la medida del espacio donde iría colocada. Ya se imaginarán la respuesta, no tenía ni la menor idea.

Menos mal que tengo buena memoria, pues los pasos siguientes determinantes para escoger una alfombra están relacionados con el color y estilos de los muebles. Allí hubo respuestas muy claras, incluso aporté datos sobre la iluminación del lugar donde la colocaría.

Creí que escoger una alfombra sería sencillo, pero resulta ser que además de la infinidad de texturas, la densidad y el tamaño que tienen las alfombras, su valor depende del material con el que están hechas.

Encontré una gran variedad de alfombras hechas con lana, seda, algodón, piel natural, fibras sintéticas y fibras vegetales (como el yute, coco y el bambú). Cada una con su particular belleza.

En mi recorrido por las tiendas descubrí que las alfombras persas son piezas únicas y exclusivas, diseñadas al momento de su confección, tienen larga vida y su valor va aumentando con el tiempo.

“Las alfombras orientales firmemente tejidas son más costosas porque requieren de más tiempo para hacerlas y son las más durables. Las alfombras tejidas a mano no pierden valor, de hecho se revalorizan con el tiempo” dice Ruth Travis, presidenta del Instituto de la Certificación, Inspección, Limpieza y Restauración de alfombras (IICRC por sus siglas en Inglés).


Tags: ,